El equipo “Gran fuego” integrado por Ricardo Riki Rodríguez, Daiana Tati Valsagna, el vialense  Chano María y Lucas Escobar representaron al país en el Primer Torneo Internacional de Parrilleros de Sudamérica en Valdivia, Chile.

Los reconocidos cocineros fueron galardonados con el tercer puesto, ganando en una de las cinco categorías (Pescado), convirtiéndose de esta forma en los destacados de América, quedando únicamente debajo del equipo del Líbano y el de Suecia.

Dicho torneo fue producido por la Asociación Chilena de Parrilleros y patrocinado por la World Barbecue Association.

Al evento asistieron miles de turistas y diferentes Asociaciones de Parrilleros de Holanda, Irlanda, Suecia, El Líbano, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Venezuela, México, Costa Rica, y Chile.

El equipo argentino recorrió casi 4500 kilómetros en camioneta. Por ello, se mostraron agradecidos con sus familiares, sponsor, amigos, y seguidores.

Detalles del concurso

El puntapié inicial para participar de este certamen ocurrió luego que Ricardo Riky Rodríguez participara el año pasado de un evento similar para países de América, logrando el segundo puesto con el equipo Gran Fuego (junto a otros integrantes). Por ello, este año fue invitado al primer concurso sudamericano.

Se trata de un torneo de alto nivel internacional, donde a diferencias de otros certámenes, existe un alto grado de conocimiento a nivel profesional, dándole importancia a diferentes ítems en la evaluación:

-Cinco proteínas que son los diferentes platos (pescado, pollo, cordero) en el primer día (cerdo y vacuno) el segundo y último día de competencia. Todos cocinados a fuego (leña y carbón).

-Aroma, texturas y colores corresponden a la mayor puntuación.

-Presentación y acompañamiento (guarnición) el 10 por ciento de total de puntuación.

“Poder participar y subir al podio fue realmente importante para mí. Es un gran orgullo para alguien que fue uno de los creadores de primer concurso de este tipo en Argentina (Concurso del Asado con Cuero).

Actitud

“Durante mis días en Chile, yo representé a la Argentina, pero también a Entre Ríos y, sobre todo, a Viale. Fue mucha la gente que hizo del asado con cuero todo un arte. No puedo dejar de nombrar a la parroquia Santa Ana; a mi vecino Don Joaquín Sione con su libro de anotaciones de los asados, a don Cándido que me prestó su parrilla para hacer mi primer asado con cuero; a la gente con la que impulsamos la Fiesta del Asado con cuero (Aldo, Mariano y Gustavo); a mis amigos de Secundaria como Gaby, Santi, Mamon, Yuyi, Rauli, Luisito y Tincho; a grandes asadores con los que compartí mucha experiencia, entre ellos Galle y Papelito; a mis compañeros de facultad Meke y Diego y todos los que nos acompañaron”, señaló Chano.

“Un párrafo aparte merecen todos aquellos que me hacen el aguante para esto y lo que viene y que ojalá sea el Mundial: los chicos del Estudio; también, el equipo de los servicios gastronómicos y sobre todo la familia y los amigos”.

Chano lleva quince años haciendo gastronomía todos los fines de semana, “sin dormir en muchos de ellos”.

Durante estos años, su frase de cabecera y que siempre lleva consigo es: “El conocimiento y la preparación suma, pero el factor de multiplicación es la actitud”.