El sábado 23 de febrero, el Monumento a la Bandera de Rosario fue escenario de la tradicional Maratón Nocturna 10K Sonder. En su 15º edición consecutiva, bajo el lema “Correr es ritual”, 6000 corredores de toda la región participaron con gran entusiasmo de la primera carrera del año. Los ganadores de los 10K fueron los mismos del 2018: Cristian Meneguzzi y Patricia Ponce.

Tras 15 ediciones consecutivas, la maratón Sonder es hoy la carrera nocturna más grande del país, por sus características y cantidad de inscriptos. En esta ocasión, se sumó el reconocimiento a ganadores de ediciones anteriores, y la presencia de Guazú, la mascota de los Juegos Suramericanos de Playa que se realizarán en marzo en Rosario.

Quien corrió por primera vez en una maratón fue Cristian Exequiel Obispo, radicado en Viale desde hace ya varios años.

En diálogo con NuevaZona, Cristian contó que hace pocas semanas que comenzó a entrenar, pero que desde hace ya bastante tiempo juega al fútbol Cinco.

“Me gustó la experiencia y es la primera vez que participo de una maratón. Quiero continuar corriendo en otras carreras”, explicó.

Quien lo motivó a introducirse en el ambiente del atletismo fue su amigo Ricardo Rossi. “Me dio consejos y fue así que pude llegar a la meta”.

Cristian corrió con un objetivo claro: Para apoyar a la Asociación Civil de Sordos de Paraná. El joven  es sordo (posee discapacidad auditiva) y está decidido a fomentar la institución de la capital entrerriana.

La entidad fue fundada hace cinco años y entre las actividades que realiza se encuentran deportes como básquet, fútbol y otras disciplinas. Además, se brinda enseñanza de Lengua de Señas, accesibilidad con intérpretes de Lengua de señas, entre otras actividades.

“Quiero destacar el apoyo que recibí de mi familia, lo cual me ha motivado mucho”, contó.

Para Cristian, ésta fue la primera experiencia de muchas que vendrán. Y de eso no hay dudas.