Si bien es cierto que el DT de Colón pretende un delantero más, le está dando muchos minutos a un pibe de las canteras que pide pista. Allegados apuntaron que quedó sorprendido con su nivel.

Colón tendrá por delante un semestre muy exigente, no solo con la Superliga, donde el objetivo pasa por ser protagonistas y mejorar la campaña anterior, sino también en la Copa Argentina (se mide contra Huracán) y, en 2018, la Copa Sudamericana. Con lo cual el entrenador, Eduardo Domínguez, que se caracterizó desde el principio por ser de perfil bajo y contracción al trabajo constante, trata de brindarle su impronta al nuevo plantel que se está armando.

Una posibilidad inmejorable, ya que cuando llegó le tocó agarrar un grupo que fue formado por Paolo Montero y ahora está ante lo que tanto esperaba: elegir a sus jugadores y trasladarles sus formas de jugar. Si bien es cierto que lleva seis meses en el cargo, se ganó el respaldo de los dirigentes y, sobre todo, de la gente. Es así como sabe que la vara de exigencia se elevó mucho y por eso busca lo que cree que es mejor.

Arrancó la pretemporada con una plantilla reducida de 14 jugadores, pero luego se incrementó a punto tal de estar cerca de los 30, con la promoción de algunos juveniles. Durante la semana anterior se emplazó en Luján, Buenos Aires, para continuar con las tareas y desarrollar varios amistosos. Si bien es cierto que los resultados no fueron del todo positivos, ya que no ganó, se recalca que lo importante pasa por aceitar el funcionamiento y da la sensación de que todo se produjo de menor a mayor.

Esto quedó ratificado con el empate ante Boca (2-2), que presentó todo su potencial. Entonces ahora se enfoca en ir puliendo todos los detalles que aún le están restando. Justamente uno de los datos a tener en cuenta es que para terminar de darle forma al Colón que quiere, reconoció que busca un volante por derecha y otro atacante. En este sentido, hay un jugador que le fue llamando la atención a punto tal de ir haciéndose un lugar con muchos minutos.

Se trata de Tomás Chancalay, de 18 años y que estuvo desde el arranque en el duelo ante el Xeneize acompañando a Diego Vera en la ofensiva. Es enganche por naturaleza, pero cuenta con las características que estaría buscando el DT y es así como quedó maravillado con lo que puede ofrecerle, aunque sabe que hay que llevarlo despacio.

“Completé una semana muy buena, donde Domínguez me tuvo bien en cuenta y el partido contra Boca fue hermoso, porque estaban todos los titulares, así que estoy muy contento por eso”, manifestó Chancalay en diálogo con el programa la Central Deportiva que se emite por Cadena 3.

“Me vio bien. Por solicitud de él me subieron de Reserva a Primera, donde me fue inculcando algunas cosas, como la marca, el cambio de ritmo, que haga diagonales y pique al espacio, más sabiendo que Vera sale a pivotear y otras cosas. Más o menos eso es lo que me pide, por lo tanto hay que seguir trabajando”, agregó el nacido en Viale, que formó parte de una convocatoria de la Selección Argentina Sub 20 que tenía a Claudio Úbeda como DT.

De pocas palabras, pero sinceramente canchero, el jugador admitió que está impactado con esta oportunidad, donde hizo dupla con Diego Vera: “Me siento muy bien. En toda la semana trabajé en los partidos con él y me sentí muy cómodo. Me tengo mucha fe y seguiré trabajando para ganarme un lugar”.

También opinó de Eduardo Domínguez: “Es un buen técnico, muy serio y que se enfoca en lo táctico. Te motiva mucho y la verdad le sirve mucho a los jugadores”.

Luego, contó un poco sus características: “Ahora estoy jugando de delantero y me gusta. Soy fuerte en el uno contra uno y en el remate desde afuera del área. Incluso la mayoría de los goles que hice en Reserva fueron de esta manera. Desde lo físico fue muy duro todo y a medida que fue pasando la pretemporada me acomodé al ritmo profesional”.
En el final, fue ambicioso en sus pretensiones: “Estamos para pelear todo lo que tenemos por delante. Vamos por todo. En los amistosos fuimos creciendo y, si bien es cierto que estamos lejos de la perfección todavía, podemos mejorar mucho más”.

(Fuente: UNO Santa Fe)