HOY, 19 de noviembre se cumplen veinte años de la partida de José María, aquel hombre que desde muy pequeño supo lo que significaba el esfuerzo y el trabajo.

Desde muy chico ayudó a su madre a mantener una familia de diez hermanos. De niño salía por las calles a vender productos en canasta, para colaborar con la economía familiar.

A los 18 años trabajó como comerciante y camionero, recorriendo los caminos de nuestra provincia y provincias vecinas. No completó la escuela primaria, ya que sólo hizo hasta cuarto grado.

Su visión, su trabajo y esfuerzo sin pausa, lo convirtieron en un gran empresario. Su marca “Supramar” llegó a exportar huevo entero a Alemania y expeller y afrechillo a Holanda, entre otros países.

Hoy, a veinte años de su partida, Daniel María y familia lo recuerdan por su naturaleza muy generosa y agradecen una oración en su memoria.