La Dirección General de Aduanas y la AFIP detectaron un uso abusivo de cautelares judiciales de una empresa que importó neumáticos a través de 30 presentaciones realizadas ante la justicia a partir del año 2020 en adelante.

La empresa, cuyo nombre no fue informado, obtuvo cautelares por un monto equivalente a US$ 156,7 millones de los cuáles utilizó solamente el 23%.

Esta maniobra, afirmó Aduana, alimenta la competencia desleal respecto de otros competidores ya que, a través de este beneficio judicial, la compañía logró ganar una exorbitante porción del mercado.

“Al haberse verificado que la empresa mantenía existencia en stock respecto de la mercadería importada, la Aduana se presentó en la justicia para que se revoquen las cautelares otorgadas al no haberse verificado uno de los requisitos esenciales: el peligro en la demora para otorgar el beneficio judicial”, señaló la dependencia oficial.

En ese sentido, señaló que las cautelares solicitadas “no respondían a urgencias ni evitaban un eventual peligro en la demora, ya que la empresa cuenta con autorizaciones disponibles por vía judicial que duplican sus máximos históricos de importación”.

“El objetivo de la empresa es sobrestockearse de mercadería a valor del dólar oficial. El uso abusivo de las medidas cautelares atenta contra la producción y el trabajo en nuestro país. Ante todo, debemos cuidar el empleo argentino”, expresó el director general de Aduanas, Guillermo Michel