Lo dijo la presidenta de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Anexos de Entre Ríos (Cecaer), Adriana Sors.

Explicó que la escasez se debe a la alta demanda y a que los grandes consumidores se vuelcan a comprar a las estaciones de servicio porque “los precios mayoristas están más caros que los precios de surtidor”.

Sors señaló que “por disposiciones y acuerdos con el Gobierno nacional, las petroleras no suben el precio del surtidor para que no se dispare más la inflación”. De ese modo, “el precio de consumo del público se está manteniendo al nivel más bajo”. En cambio, “en el mercado mayorista está más liberado, entonces ahí hay cupos y se vende cierta cantidad de litros a un precio, y más cantidad a otro costo, más caro, lo cual es paradójico”, expuso la estacionera.

“Esto es una realidad nueva, porque normalmente tenían precios diferenciales o una atención directa desde las petroleras, y ahora el mercado mayorista se ha volcado a las estaciones de servicio”, explicó. Y remarcó: “Por eso entre los grandes consumidores hay más quejas y reclamos que en el consumo particular”.

También comentó que actualmente “se está abasteciendo a niveles previos a la pandemia, sin considerar el crecimiento de consumo y de la actividad comercial en general” y afirmó que “ahí es donde se produce el desabastecimiento”.

En ese orden, aseguró que “abril fue un mes excepcional en ventas”. “Todas las petroleras reportaron que tuvieron ventas record y que habían importado con su máximo sacrificio y a pérdida, y así y todo no lograron cubrir la demanda”, indicó. Y añadió: “Todas las estaciones algunos días se quedaron sin combustibles, algunas más otras menos, pero todas reportaron cierres o días sin stock”.

Sors aseguró que en mayo “ya no se sufrió tanto como en abril”, pero advirtió que el desabastecimiento “va a seguir”. “Nos vamos acostumbrando un poco y viendo cómo se sobrelleva”, acotó. Y si bien remarcó que “la situación está siendo controlada y monitoreada, la realidad es que hay faltante de combustible para la actual demanda”. Por eso consideró que “el panorama es muy complejo”, también ante “la escasez a nivel mundial”.

En la provincia

Luego apuntó que en las estaciones de servicio de la provincia “por lo pronto la situación se ha mantenido, no se ha agravado”.

“Está atendiéndose el mercado mayorista y eso quita ventas a los clientes habituales. Viene gente del campo o de la industria, intentan hacer compras más grandes o anticipadas, y las estaciones no tenían previstas esas ventas”, expuso.

Además “las petroleras nos abastecen en función al nivel de venta previsto en los años anteriores a la pandemia, entonces (las mayores cantidades que se demandan) tampoco estaban dentro del cupo que recibíamos”.

 (APFDigital)