El Banco Entre Ríos comenzó con la implementación de un intenso plan de inversión para el recambio y modernización tecnológica de sus Cajeros Automáticos, incorporando nuevos modelos que introducen mejoras para todos los clientes. El plan proyecta el reemplazo e instalación de 100 nuevas unidades.

“En estos días pusimos en marcha los primeros nuevos modelos de Cajeros Automáticos que introducen mejoras en la experiencia del usuario y le otorgan mayores beneficios a la hora de realizar sus operaciones. Estos nuevos equipos cuentan con un sistema de navegación más amigable y dinámico, y biometría financiera que les permitirá a los clientes operar de forma más sencilla y sin tarjeta de débito, para realizar extracciones y transferencias, como así también múltiples transacciones, las 24 horas, todos los días del año”, explicó Miguel Ángel Malatesta, Gerente General de la entidad.

En la primera etapa, se reemplazaron trece Cajeros Automáticos en las localidades de Paraná (4 sucursal Corrales y 1 sucursal Paracao), Concordia (2 sucursal Peatonal), Colón (4), Crespo (2) y se instaló un nuevo equipo full en la sucursal Cerrito (recibe depósitos en efectivo y cheques).

“Somos un banco líder en la región que tiene el valor agregado de estar muy cerca de sus clientes. Esta innovación es parte del compromiso que asumimos todos los días: brindar el mejor servicio a nuestro público”, agregó Malatesta.

Banco Entre Ríos continúa creciendo e innovando para brindar una mayor calidad de atención a sus clientes. Con la incorporación de estos nuevos cajeros, la entidad logra ofrecer un servicio que simplifica las gestiones de su público, pudiendo operar todos los días, las 24 horas.