El gobernador Gustavo Bordet celebró la media sanción del proyecto del senador nacional Edagrdo Kueider, destinado a reducir la tarifa eléctrica en Entre Ríos. Señaló que «el próximo paso será lograr que la represa de Salto Grande sea de los entrerrianos», para lo cual trabajará desde el Congreso.

El mandatario, quien es candidato a diputado nacional por el espacio Más para Entre Ríos, hizo estas manifestaciones tras la aprobación en el Senado nacional de la iniciativa del legislador entrerriano que propone reducir el IVA en la tarifa eléctrica y otras acciones dirigidas a bajar el costo de la tarifa en las provincias productoras de energía, entre ellas Entre Ríos, la cual fue girada a la Cámara de Diputados para su sanción.

Para el mandatario, la media sanción “es un gran avance” y bregó porque finalmente sea sancionada en Diputados, porque “es hora de que se haga justicia con Entre Ríos, que desde hace muchas décadas produce un porcentaje relevante de la energía que se inyecta al sistema nacional sin mayores beneficios a cambio”.

“Luego queda la otra etapa: la represa de Salto Grande tiene que ser patrimonio de los entrerrianos”, dijo el mandatario y afirmó que no cesará en su lucha para que esto se concrete, para lo cual “trabajaré incansablemente desde el Congreso de la Nación” cuando sea diputado nacional.

Recordó más adelante su “compromiso con Salto Grande desde el año 95, cuando nos movilizamos para reclamar lo que nos correspondía: los excedentes. Yo estaba en el Concejo Deliberante, al pie de la represa, y lo conseguimos”.

“La operación y mantenimiento tiene que ser de los entrerrianos”, insistió y apeló a “la voluntad política de la Nación y de los legisladores de la oposición”, para que acompañen estos pedidos y que finalmente sea aprobada la norma”. Pero “Salto Grande tiene que ser de los entrerrianos y para eso seguiré trabajando”, remarcó.