Un total de 694 familias de diferentes localidades entrerrianas, se adhirieron al sistema de cancelación anticipada de cuotas de las viviendas sociales que implementó el gobierno provincial a través del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda. Se recaudaron más de 61,6 millones de pesos.

El Sistema de Cancelación Anticipada de cuotas se puso en marcha a principios de esta gestión de gobierno y en un principio el plazo para acogerse al plan se extendía hasta el 31 de enero, luego se amplió hasta el 29 de febrero.

El titular del organismo, Manuel Schönhals dijo que “694 familias pudieron saldar el total de las cuotas de sus casas y esto les permite obtener el libre deuda ante el IAPV y estar en condiciones de tramitar su escritura. A partir de ahí, la casa será totalmente propia, sin ningún tipo de hipoteca o gravamen, de libre disponibilidad”.

En ese contexto, ingresaron al organismo más de 61,6 millones de pesos” y agregó que “cuando un entrerriano accede a una vivienda del IAPV, consigue más que una casa, también un espacio propio de realización familiar y, al hacerlo, asume un compromiso solidario para con otro vecino que está esperando una solución al problema habitacional que tiene”.