Ante un nuevo aumento del precio de la nafta en Argentina –del orden del 27 por ciento– se han estrechado aún más las diferencias entre los valores en una y otra orilla del río Uruguay, lo que ha desalentado el cruce en las ciudades uruguayas fronterizas por la reducción de la brecha de precios, que también se da en otros productos.