En el acuerdo general de este último martes, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) decidió crear un nuevo Juzgado de Familia en Paraná, el quinto, y designar interinamente a cargo a Yanina Yzet, actual responsable de la Oficina de Violencia de Género del Poder Judicial.

Se trata de la reconversión del Juzgado Civil y Comercial N° 8, que estaba a cargo de Martín Furman, quien ahora suple una vacante en la Cámara Civil y Comercial.

En los fundamentos de la modificación se argumentó que “es sabido que el fuero de Familia se encuentra destinado a resolver conflictos que por lo general involucran a las personas más vulnerables de la ciudadanía (niñas, niños, adolescentes, mujeres y personas con restricción a la capacidad), e incluso a partir de los nuevos principios que gobiernan la materia regulada por leyes provinciales, nacionales y normas constitucionales y supranacionales, los jueces y juezas de familia necesariamente deben asumir un rol activo frente los casos que se presentan bajo su jurisdicción; seguimiento en las causas de violencia de género y demás”.