El Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso elevar de $9 millones a $12 millones el monto de la recompensa para quien pueda aportar datos que permitan dar con el paradero de los seis integrantes de la familia Gill, oriunda de Crucesita 7ª, en el departamento Nogoyá, cuyo paradero se desconoce desde hace 22 años.

La anterior recompensa que había fijado la Nación era de $1,5 millones por cada uno de los seis integrantes; ahora, ese monto se elevó a $2 millones.

Rubén “Mencho” Gill, en 2002 de de 55 años; su esposa Margarita Norma Gallegos, de 26, y sus hijos María Ofelia de 12, Osvaldo José de 9, Sofía Margarita de 6 y Carlos Daniel de 2, fueron vistos por última vez  en el velorio de un amigo de la familia, el 13 de enero de 2002, en Viale. Fue la última vez que se los vio con vida. Después, su destino es un misterio.

Este sábado 13 se cumplen 22 años de la desaparición de la familia Gill. (Fuente: Entre Ríos Ahora)