La pandemia del Covid-19 visibilizó con contundencia la falta de recursos humanos especializados en el área de Salud. Distintos estímulos e incentivos oficiales han contribuido a aumentar las matrículas en áreas o carreras de Medicina, pero la cantidad de graduados sigue siendo menor a las crecientes demandas. En particular, en el caso de los médicos, ese déficit viene también de larga data. Faltan profesionalidades en distintas especialidades, y también en algunos sectores geográficos del interior de la provincia. Uno de los problemas es que están concentrados en los principales centros urbanos.

En ese contexto, la graduación de nuevos profesionales siempre es un dato alentador para la región, ya que se incorporarán para brindar sus servicios a la comunidad, potenciando la profesionalización y actualización del sector, y contribuyendo hacia mayor trabajo de campo y de investigación académica, y de extensión universitaria.

Durante 2021, en la provincia se graduaron 82 médicos. De ellos, 61 corresponden a la oferta privada que desde hace mucho tiempo dispone la Universidad Adventista del Plata (UAP) en Libertador San Martín.

Según los datos oficiales aportados a UNO por el vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Daniel Heissennberg, la casa ya tiene habilitada la inscripción, hasta el 10 de diciembre, para cursar los estudios de Medicina el año próximo.

En tanto que en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) durante este año se graduaron 21 médicos.

Según explicó a UNO Jorge Pepe, decano de la institución, se reciben por cohortes de Prácticas Finales Obligatorias (PFO) cuatro veces al año.

La oferta pública de Medicina en Entre Ríos es relativamente novel. En Salud de la UNER, entre 2013 y 2015 se desarrollaron tres cohortes de Medicina, en el marco de un convenio con la Universidad Nacional de Rosario (UNR), que permitía realizar los primeros años en Concepción del Uruguay, y posteriormente concluir los últimos años en Rosario. Era una Tecnicatura de Promoción de la Salud –base para Medicina– y a partir de 2016 comenzó su dictado íntegro en esa unidad.

UNO