Una mañana de agosto de 2006 y mientras arreglaba un alambrado de su campo, Cándido Gieco  advirtió algo que le llamó poderosamente la atención. Sobre una superficie de arena y piedra –al borde del arroyo Quebracho, de El Ramblón- se encontraba un bulto blanco semi enterrado.

Con mucho cuidado, excavó y logró sacarlo a la superficie. La sorpresa fue mayúscula cuando pudo conocer de qué se trataba, algo que se comprobó con el correr de los días…

Había hallado –ni más ni menos- que un hueso perteneciente a un gliptodonte, animal de grandes dimensiones, que pesaba más de mil kilos y que habitó la tierra hace ya miles de años.

Una coraza formada por placas óseas

Lo que encontró en aquella oportunidad Cándido era un hueso de un gliptodonte (confirmado luego por personal especializado en el tema).

Los gliptodontes eran una familia de mamíferos, conocidos también como armadillos gigantes. Los restos que se han encontrado hasta el momento en nuestro país, tienen entre dos millones  y 10 mil  años de antigüedad

Su «coraza» estaba formada por numerosas placas óseas de forma cuadrangular o hexagonal. Cuando los ejemplares se volvían adultos, este caparazón se soldaba formando una gran armadura. Aunque existieron diversas especies, en general superaban los 2 metros de longitud, y pesaban  entre 1.000 y 1.500 kilos.

Los gliptodontes estaban cubiertos por una increíble armadura que servía como escudo óptimo para defenderse del ataque de feroces predadores que existían en su época.

Caja repleta

No fue la única vez que Gieco encontró restos de animales pre históricos en el arroyo Quebracho. Según contó su hijo Guillermo a NuevaZona, en total, Cándido halló varios restos paleontológicos más. Tantos, que en un momento hasta completó una gran caja que conservó por años en su galpón.

En el Museo

Varios de los restos hallados en el Ramblón fueron enviados al Museo de la localidad de San José (Entre Ríos) y algunos de ellos permanecen allí hasta el día de hoy.

Además, en más de una oportunidad, fue el mismo personal del Museo quien se acercó al arroyo de El Ramblón en búsqueda de restos fósiles.

173081097081091X0302Y066100F000000000
180079104078093X0300Y066102F000000000