La División de Delitos Económicos realizó un allanamiento en la capital entrerriana, en el marco de la investigación de las estafas cometidas, el miércoles 12 de Enero en Cerrito y el 14 de enero en María Grande, confirmó Elonce. El procedimiento se llevó a cabo, luego que se lograra establecer quién era el cómplice local que tenían los dos sujetos identificados el domingo 17 de enero, a bordo de la camioneta Toyota, utilizada para cometer los ilícitos.

Cabe recordar que, en ambas estafas, los sujetos habían robado fuertes sumas de dinero, parte del cual fue recuperado, y también, se apoderaron de joyas.

La estafa

El ardid de los delincuentes es un llamado al teléfono fijo, donde una mujer se hizo pasar por la hija de la víctima, la cual explicaba que iban a cambiar los dólares y los pesos en circulación, por lo que iba a pasar el contador y gerente de un banco para retirar el dinero.

Momentos después, un sujeto de entre 50 o 60 años de edad llegó en una camioneta de color bordó al domicilio de las víctimas. La camioneta fue demorada este domingo, en el puesto caminero del Túnel Subfluvial en Paraná, con dos sujetos a bordo.

Identificado

Los investigadores lograron identificar al supuesto “contador y gerente de banco” que había retirado el dinero y las joyas del domicilio de las víctimas. Por tal motivo, la División de Delitos Económicos, hizo un allanamiento en calle Salvador Calí, en el barrio Santa Lucía, donde reside uno de los supuestos estafadores.

En el lugar, hallaron la ropa utilizada por el sujeto cuando retiró el dinero de las víctimas en Cerrito y María Grande, teléfonos y joyas, supo Elonce.

Allanamiento

Así lo confirmó la segunda jefa de la división, comisaria Blanca Ramírez. “Se realizó cotejo de imágenes y registros fílmicos, por los que se logró identificar al sujeto. Por lo que, este pasado sábado se realizó el allanamiento en su domicilio”, explicó.

En la casa hallaron cuatro celulares que estaban escondidos. Además, se indicó que los dispositivos, eran modelos antiguos y los que se utilizan para hacer las estafas, ya que no cuentan con GPS, que posibilita su localización.

Otra de los elementos secuestrados que llamaron la atención, fue una lista de anotaciones varias con codificaciones para realizar depósitos y un listado de dinero con indicadores de enlatados, que serían números en código.

“Del hecho de Cerrito, se secuestró dinero en efectivo y cheques, pero falta dinero y es materia de investigación”, sostuvo Ramírez.

La vestimenta

El supuesto contador o gerente, “es un hombre de 35 años, que no se encontraba en la casa al momento del allanamiento. Pero pudimos secuestrar toda la ropa que llevaba al momento de cometer el hecho”, remarcó Ramírez a Elonce.

Las prendas de vestir que secuestraron son un par de zapatos negros, una camisa mangas cortas blanca, un cinto y dos pantalones color beige.