De acuerdo a lo que se supo, Nahir era entrevistada para, a través de su testimonio, hilvanar los episodios del documental que la tendrá como protagonista.

Un equipo de filmación, procedente de Buenos Aires, se encontraba este miércoles sobre uno de los laterales de la Unidad Penal de Mujeres Nª6 “Concepción Arenal” de Paraná. El objetivo: entrevistar a Nahir Galarza, la joven condenada a perpetua por asesinar a su novio Fernando Pastorizzo.

De acuerdo a los datos a los que accedió Elonce, Nahir era entrevistada para, a través de su testimonio, hilvanar los episodios del documental que la tendrá como protagonista.

Elonce registró en imágenes el set de filmación apostado sobre calle Boulogne Sur Mer, sobre uno de los laterales del penal de mujeres de la capital entrerriana. Es que su historia y el caso policial en sí mismo resulta ser una atracción para los diferentes estudios que se acercan al entorno de Galarza ofertando su presupuesto a cambio de «basarse» en el relato de la joven entrerriana.

Por el crimen, la joven aguarda que la Corte Suprema de Justicia de la Nación revise la condena tras un recurso de queja para que se revise el fallo con perspectiva de género y sea anulado.

El recurso es la última vía de apelación que tiene para revertir la condena, luego de que el 20 de octubre del 2021 el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos rechazara un recurso extraordinario federal para que el fallo sea revisado por el máximo tribunal del país.

Galarza, quien actualmente tiene 24 años, fue con 19 la mujer más joven del país en haber sido condenada a prisión perpetua.

Inicialmente, al declarar como testigo, Nahir dijo que había visto a la víctima la noche anterior al crimen, aunque ante la sumatoria de indicios en su contra quedó detenida.

En una segunda declaración reconoció que lo había matado con el arma de su papá policía pero que había sido de manera «accidental».

La sentencia a prisión perpetua fue dictada el 3 de julio de 2018 por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú y confirmada en julio de 2019 por la Sala II de la Cámara de Concordia.

El homicidio de Pastorizzo (20) ocurrió entre las 5.10 y 5.15 del viernes 29 de diciembre de 2017, cuando el cadáver fue hallado en una calle de Gualeguaychú con un tiro en la espalda y otro en el pecho, junto a su moto y dos cascos tirados en el suelo.

Sin embargo, el 7 de enero del 2022 la joven denunció a su propio padre como autor del homicidio, denunció que un familiar abusó de ella cuando era menor y que su madre era víctima de violencia de género por parte de Marcelo Galarza.

Tres días más tarde, la fiscalía de Gualeguaychú desestimó la denuncia al considerar que ese homicidio por el que fue condenada a prisión perpetua ya fue analizado y tratado «en juicio oral y público, y confirmado en diversas instancias superiores» que «arrojaron un grado de certeza» en el hecho.

Por otra parte, a fines del 2021, los padres de Nahir decidieron separarse y a partir de esa decisión surgieron todas las denuncias, entre ellas una de su madre, Yamina Kroh, contra el padre de Nahir por violencia de género, y por la que recibió una medida de protección perimetral y botón de pánico.

En ese contexto, a fines de marzo, la joven fue trasladada a los Tribunales de Paraná, donde se entrevistó con un equipo interdisciplinario de profesionales e inició una causa civil sobre su identidad, con el objetivo de modificar su apellido paterno y llevar el de su madre.