El Concejo Deliberante de Gualeguaychú aprobó la prohibición de las jineteadas en el ejido municipal la noche de este lunes en una sesión en la que algunos proteccionistas y miembros de agrupaciones tradicionalistas se enfrentaron con violencia verbal y física.

Segú informó la Policía, el conflicto se originó cuando dos personas que se manifestaban a favor de la ordenanza insultaron a una mujer que pertenecía a las agrupaciones que defendían la actividad gauchesca. Esto desencadenó una persecución y una pelea callejera que se extendió hasta la esquina de Ángel Elías y Rivadavia, donde hubo golpes de puño y patadas hasta que llegaron los efectivos policiales para separar a los contendientes.

El clima de tensión se había vivido desde el inicio de la sesión, cuando los concejales debatieron el proyecto que buscaba poner fin a las jineteadas por considerarlas una forma de maltrato animal.

Los proteccionistas, que habían presentado más de 10 mil firmas para respaldar la iniciativa, celebraron con aplausos y gritos la aprobación de la norma, mientras que los tradicionalistas, que habían expuesto sus argumentos para defender la cultura y el trabajo rural, expresaron su malestar y su rechazo con abucheos e insultos. Uno