Joaquín es un peque vialense que posee problemas de motricidad de nacimiento. Todos  estos años, para movilizarse, utiliza un andador de cuatro rueditas. Pero el niño no se resigna y día a día va en busca de su mayor sueño: Poder caminar sin ayuda de elementos ortopédicos.

Esta semana, Joaqui avanzó varios casilleros en busca de aquel objetivo: El chiquito pudo dar algunos pasos con la ayuda de bastones de tipo canadienses.

Sabe que no es tarea sencilla ni que se logra de un día para otro. Pero con el apoyo de su familia y de profesionales, está decidido a ir por su sueño. Y lo más importante: Voluntad no le falta… Fuerza, gurí !!