El gobernador Rogelio Frigerio encabezó el acto en la Sociedad Rural de María Grande, donde se distribuyeron unos 400 millones de pesos a 150 ruralistas y a 14 frigoríficos. En su mensaje, sentenció el fin de «la desidia», ponderó gestionar «aún sin plata» y ratificó su compromiso con el sector.

Se trata de partidas correspondientes al Plan Ganar, uno de los programas nacionales destinados al fortalecimiento de programas productivos agropecuarios, que habían sido recibidas por el gobierno entrerriano entre 2022 y 2023 pero que se retuvieron.

«Se trabajó día y noche en el ministerio y en la secretaría y se pudo lograr que se empezaran a usar esos 400 millones de pesos en donde tienen que usarse: en recomponer capital de trabajo y en ayudar a productores que -en muchos casos, por cuestiones ajenas a lo que pueden manejar, como las cuestiones climáticas-, lo habían perdido todo», enfatizó el mandatario.

Al presentarse ante integrantes del sector rural en la localidad del departamento Paraná, Rogelio Frigerio se alegró por el recupero del crédito de sus interlocutores: «Para nosotros, uno de los factores más relevantes que tenemos de cara al futuro es la confianza entre los productores y el gobierno de que las cosas se pueden hacer de otra manera; de que se termina la desidia, de que aún sin plata se puede gestionar y se pueden ayudar a corregir errores del pasado».

Compromisos

Sobre el particular, se comprometió: «Recurso que consigamos, recurso que vamos a transferirle a los beneficiarios, que son ustedes los productores, en tiempo y forma».

A tono con esto, agregó: «Estamos avanzando en temas que venimos conversando con los productores desde hace muchísimo tiempo. Por ejemplo: el de los caminos de salida de la producción, que es crucial».