En el marco del giro a la Legislatura del proyecto para derogar la ley que impone las “jubilaciones de privilegio” el exmandatario hizo saber que renuncia a ese beneficio.

Tras el anuncio del gobernador Rogelio Frigerio de que enviará a la Legislatura provincial un proyecto de ley de “derogación de las jubilaciones de privilegio”, que afecta directamente a las pensiones vitalicias de quienes pasaron por los máximos cargos de la Casa Gris, el exgobernador y, Gustavo Bordet, salió a plantear su situación al respecto.

Desde el sector del ahora diputado nacional confirmaron a El Entre Ríos que Bordet no tramitó su jubilación como exgobernador “ni tiene previsto hacerlo”. “Se va a jubilar con la ordinaria”, se afirmó desde su entorno.