Días pasados, se realizó una jornada denominada «Herramientas agro ecológicas para la transición», en el establecimiento «Santa Ana», de la familia Gieco, ubicado en la zona rural de Viale. Allí participaron vecinos, productores y profesionales de la agronomía.

A cargo del Asesor en Agricultura Orgánica Ricardo Sito, la jornada se basó en cómo producir sin usar agroquímicos. «Es un modelo de producción bien diferente al que estamos habituados. Lo que hacemos, básicamente, es respetar el suelo como un ser vivo. Lo primero que realizamos es nutrir el suelo y luego el cultivo. Nutrir el suelo significa agregarle materia orgánica, micro organismos y minerales. Todo mediante técnicas naturales», explicó el profesional.

«Notamos muy buena aceptación por parte de los asistentes al encuentro. Yo llevé ejemplos concretos para que los productores vean que los niveles de producción son los mismos que en la agricultura tradicional y obviamente que mucho más sanos», señaló Sito a NuevaZona.

Recordemos que en la zona de Ramblón, desde hace algunos años, también se lleva a cabo una experiencia con fertilizantes de origen natural.

 

Deudas

«Hay productores en Entre Ríos que están muy endeudados y para salir de lo que deben, gestionan más deuda. Lo veo como algo preocupante, ya que se está tomando nueva deuda para pagar otra anterior. Por ello, lo que nosotros proponemos desde la agricultura orgánica es reducir los costos de producción; que el productor tenga las herramientas en sus manos y que puedan producir».

 

Marketing versus trabajo grupal

Hace unos días, se realizó cerca de Paraná una jornada sobre Agricultura de precisión, donde se presentó  el uso de drones para el trabajo en el campo. «Allí se regalaban remeras, gorritos de la marca y cantidad de folletería y marketing. Nosotros, en cambio, para realizar nuestra jornada, hacemos un trabajo de hormiga de manera grupal y conjunta, donde cada uno aporta algo y entre todos logramos sumar», aclaró el profesional.

«La agricultura orgánica es dinámica. Nosotros vamos creando a medida que vamos avanzando».

 

Maquinaria

Cabe destacar que las herramientas y máquinas que se utilizan en la agricultura orgánica son las mismas que en la agricultura tradicional. Se utilizan las mismas sembradoras, los mismos «mosquitos» (aplicadores terrestres). La tecnología que se usa es la misma; lo que cambia son los productos, «ya que los elabora el propio productor».

 

“Hay que animarse”: La importancia de los fertilizantes naturales

Durante la jornada en el establecimiento de Gieco, se elaboraron bio fertilizantes con suero de leche y bosta de vaca. También se elaboró fungicidas con azufre y micro organismos.

«Se trata de herramientas muy económicas; permitiendo reducción de costos y niveles productivos similares», comentó Ricardo Sito.

«Obviamente que surgen muchas inquietudes y dudas en los productores. Pero hay que animarse. La gente que ha adoptado estas técnicas, ahorran dinero, logran mantener la misma producción y la salud del suelo se nota enseguida. A los seis meses o un año, uno ya advierte una diferencia en el suelo».

El especialista, que trabaja de manera particular en distintos establecimientos rurales de nuestra provincia, comenzará próximamente una experiencia de manera particular con la familia Gieco en el establecimiento Santa Ana.

 

Qué es la agricultura orgánica

La agricultura ecológica u orgánica es un sistema de cultivo de una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos sintéticos, u organismos genéticamente modificados, ni para abono ni para combatir las plagas, ni para cultivos. Se logra de esta forma obtener alimentos orgánicos, a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada.