Maia Valle Onna, nació hace tres meses y en el mes de agosto recibió el diagnóstico de cataratas congénitas bilaterales, razón por la cual debía someterse a un cirugía y su familia necesitaba reunir $1.900.000 para poder hacer frente a la operación.

Dicha intervención debía ser de carácter urgente ya que de lo contrario la pequeña podría perder la vista.

Para poder recaudar el dinero, la familia de Maia, que es oriunda de Santa Elena, inició una campaña y mientras menos se lo esperaban, un donante anónimo aportó un millón de pesos, con lo cual pudieron hacer frente a los costos de la intervención.

Finalmente, la beba fue operada en el hospital Italiano de la ciudad de Rosario y su mamá, Yael Godoy, confirmó a La departamental Noticias que Maia, «salió bien, ahora debe hacer pos cirugía con extremos cuidado de nuestra parte. Debe tener absolutamente todo esterilizado ya que cualquier virus le puede hacer mal en sus ojitos. Tiene gotitas cada 3 horas por ejemplo».

El once