Este domingo siendo aproximadamente las 02,00 de la madrugada, en circunstancias que se vivía gran circulación por las calles de la ciudad termal, personal policial localizó frente a la plaza Centenario la presencia de un vehículo VW Gol color blanco el cual circulaba en forma temeraria entre los vehículos.

Detectada esta situación por la moto patrulla que se encontraba recorriendo la zona es que se observa que el conductor no respetaba los distintos semáforos que cruzaba en su camino, por lo que se alcanzó al conductor instando a que detenga la marcha, observándose que el rodado era conducido por un joven de 21 años actualmente residente de la localidad de Tabossi.

El conductor y sus acompañantes optaron por desoír la directiva impartida iniciando una huida por la zona céntrica de María Grande llegando a circular a través de siete cuadras en sentido contramano, poniendo en real peligro de colisión a otros conductores Es así que los jóvenes tomaron por ruta 32, aprovechando la ventaja obtenida y abandonando el vehículo en el ingreso a una chacra. Ante lo acaecido se procedió a secuestrar el rodado por las reiteradas infracciones cometidas, el vehículo en cuestión quedó a disposición del Juzgado de Faltas local.

Este hecho protagonizado por adolescentes se suma a la colisión donde interviniera una joven de 22 años, impactando su rodado VW Gol color rojo, contra el cerco perimetral de la Iglesia Evangelica Bautista, situada en San Martín y 9 de julio, hecho en el cual la joven perdiera el control de la unidad, logrando salir del vehículo sin lesiones.

Asimismo la comisaria local debió intervenir conjuntamente con personal de la División Accidentologia Vial; ante las lesiones acaecidas este domingo por la tarde, de un joven de 30 años oriundo de la localidad de El Pingo, quien transitando por calle Pablo Neruda en Barrio Castaldo, no se percató de la existencia de reductores de velocidad «lomos de burro», debidamente señalizados, perdiendo el equilibrio e impactando su cráneo contra un poste de alambrado, hecho que produjo un corte en cuero cabelludo, agravando la lesión el hecho de no contar con casco protector.

A raíz de las lesiones el ciudadano fue trasladado a Hosp San Martín donde luego de ser suturado y examinado recibió el alta pertinente.