Luego del devastador incendio en el islote ubicado frente a la costanera de Paraná, un grupo de biólogos de distintas universidades que estudia la “ecología de la restauración” en los humedales realizó un relevamiento a campo. También integrantes de Fundación Eco Urbano y la Unidad de Vinculación Ecologista efectuaron una recorrida de reconocimiento.

“El escenario es dantesco”, se describió sobre un territorio que se estima alcanzó más del 70% de la superficie.

“El fuego ha devorado todo esto”, contó Luis Cosita Romero.

ERA Verde