El nuevo año marca el inicio de nuevas etapas, oportunidades y anhelos, pero es también un gran momento para dar pasos significativos.

En Concepción del Uruguay, cuando el reloj marcaba las 00.00 hs, las sirenas de los Bomberos Voluntarios comenzaron a sonar. Sin embargo, no había ningún incendio, como tampoco una emergencia.

Con la complicidad de sus compañeros, con quienes estaba de guardia, el bombero Luca Duarte se arrodilló frente al cuartel, en medio de la calle, y le pidió casamiento a su novia, la bombera Nicol Zapata. Ella aceptó, se puso el anillo y le dio un beso. Y las sirenas comenzaron a sonar más fuerte.

(Daniel Deganutti)