Recibimos en nuestra redacción el siguiente comunicado:

“Esta nota está dirigida a todas las personas que se preocuparon por mi situación de salud que me tocó atravesar en forma inesperada, muchos mensajes y llamados que me ayudaron a mantener un buen ánimo para afrontar un nuevo desafió a mi historia personal.

Pero en particular al grupo de Atletismo Municipal, quienes fueron los primeros que se encargaron en socorrerme y trasladarme a mi domicilio particular.

También a la guardia de la Clínica San Miguel del día 2 de noviembre de este año, quienes con su excelente profesionalismo me realizaran las primeras atenciones y coordinaciones para mi traslado de inmediato a un nosocomio de la ciudad de Paraná.

Asimismo, la gratitud al chofer y enfermera de la unidad de traslado rápido de la Municipalidad de Viale, que ese día realizaron el viaje.

Igualmente, a mi sobrino enfermero quien me traslado en su vehículo particular hasta la clínica.

Además a todos mis familiares.

Por último, a mí  señora Mimí y mis hijos Matías y Maximiliano.

Abel Salvador RODRIGUEZ