Desde hace varios días, algunos lectores se comunicaron con NuevaZona para plantear su inquietud ante la existencia de una particular ave de gran tamaño y sonido muy extraño, que sobrevuela la Escuela Nº 60 y la plazoleta Ricardo Balbín (plaza “Bienvenidos”).

Según explicó el especialista, Francisco Rebollo Paz, se trata de un gavilán mixto, siendo un muy buen controlador de roedores. Además, es común que habite las ciudades. “Les pido que no lo toquen ni lo molesten”, sugirió Rebollo Paz.

Se trata de una aguililla rojinegra, también conocida en Argentina como gavilán mixto. Es de grandes dimensiones:​ Mide 48.5-53.5 cm de longitud total y 102-120 cm de envergadura.

Es algunos países se considera a la especie como sujeta a protección especial. Sus poblaciones están principalmente amenazadas por la alteración de su hábitat, presencia humana cerca de los nidos, electrocución, escopetazos por parte de los pobladores, trampeo ilegal y ahogamiento. Tiene importancia económica y social ya que es utilizada comúnmente para cetrería (caza) o como mascota, por lo que es capturada para el comercio ilegal.

Características

El adulto tiene un plumaje pardo oscuro a excepción de los hombros, tapadas alares y piernas rufo-rojizo. El final de la cola es blanco. Tiene garras fuertes y afiladas. Pico corto y curvo y en la base una cubierta de cera, coloreada conspicuamente. Alas anchas y redondeadas y al volar planean mucho.

Anidan en árboles con nidadas de 1 a 6 huevos blancos o celestes con manchas café.

Su dieta principal se basa en liebres, conejos, palomas, roedores, lagartijas y demás reptiles.

(Fotos: Gentileza Rodrigo Nuñez)