El bloque de concejales del Frente para la Victoria emitió un comunicado donde dejan sentada su postura por el Presupuesto 2017.

Allí sostienen que no aconsejan aprobar el mismo, por las siguientes razones:

Considerando:

Las variables macroeconómicas que la actual gestión ha tenido para  la elaboración de este presupuesto, como el dólar a $17,92, un crecimiento del 3,5 en términos reales, una    taza de inflación del 17% y que la cámara de la mediana y pequeña empresa  acaba de informar que se cerraron 6.500 negocios, que el consumo de la carne, la leche y otros alimentos han caído notablemente en el consumo en el pueblo argentino. Que la inflación supero el 43% en el corriente año, creemos que se hará imposible recaudar lo previsto  para el año 2017, encontrándonos con un presupuesto inflado para no demostrar los verdaderos gastos en personal. La gente ha perdido poder adquisitivo por lo consiguiente no tendrá para pagar los impuestos y que lo calculado para el presupuesto 2017 es de un aumento de más del 50% en la tasas municipales con respecto a lo recaudado este año. No tenemos la ordenanza impositiva para evaluarla, además se prevén $ 60.967.415,61  de pesos en personal  cuando en el mismo presupuesto y según los anexos se va a gastar $ 64.147.165,61, esto quiere decir que no es el 50,8% sino un 53,4% de un presupuesto inflado

Hoy se están pagando aproximadamente 5 millones mensuales en personal, esto quiere decir que no habrá aumento ni tampoco inflación en el cálculo de presupuesto del año que viene, en realidad son cifras irreales en el presupuesto 2017. Otra cuestión que no estamos de acuerdo es el aumento del 30% del sueldo del intendente y secretario de gobierno, de lo que está cobrando en este momento a lo que va a cobrar el año próximo ( $64.569 a $83.978,70)  mientras que para los demás  empleados municipales se prevé un 17%. La apertura de la importación de productos conspira contra el comercio y empresas locales haciendo que la mismas cierren.

El Artículo 12 de la ordenanza prevé la autorización al ejecutivo a realizar transferencias de los créditos y partidas   presupuestarias dentro de la partida principal, siendo este un presupuesto inflado, los concejales del FPV no tendremos la posibilidad de controlar los movimientos de dinero, autorizando al presidente Municipal a gastar sin control.

Por ello los concejales que integran la comisión del FPV aconsejan  no aprobar el presupuesto de gastos y cálculos de recursos para el ejercicio 2017.

concejales pj