La Secretaria de Obras y Servicios Públicos recuerda que está prohibida la conexión de desagües pluviales a la red cloacal. Por este motivo, y debido a los graves daños que esto genera cuando llueve, se decidió establecer un plazo de 120 días para comenzar con inspecciones domiciliarias a los efectos de verificar la situación de las mismas. Se sugiere por este medio a los vecinos que revisen cómo se encuentran los desagües en su domicilio a los efectos de evitar el cobro de multas.