La Unidad Básica Peronista de Viale envió a nuestro medio varias fotos, en las que se observan los festejos en nuestra localidad por el regreso del General Perón, organizados en un salón propiedad del Sr. José María, 17 de noviembre de 1972 (Las imágenes pertenecen a Esther Wagner).

La Unidad Básica indicó:

EN VÍSPERAS DEL DÍA DEL MILAGRO

El 17 de noviembre de 1972 se produjo un episodio único en la historia política mundial.

Después de 18 años de exilio regresaba a su Patria el General Perón.Milagro, en tanto suceso extraordinario y maravilloso que no puede explicarse por las leyes regulares de la naturaleza y que se atribuye a la intervención de Dios, milagro como suceso extraordinario que provoca admiración.Aquel lluvioso día, el avión proveniente de España aterrizó a las 11.20 en Ezeiza.

En el DC-8 de Alitalia viajaban 154 hombres y mujeres, entre ellos, 22 presidentes provinciales del Partido Justicialista y del distrito capital, miembros retirados de las Fuerzas Armadas, de la Confederación General del Trabajo, las 62 Organizaciones, empresarios, ex funcionarios y legisladores, deportistas, científicos y artistas, que acompañaban al líder de los argentinos en su regreso a la Patria

Desde hace algún tiempo vivimos sumergidos en iniquidades producto de haber considerado negociables valores que la doctrina peronista consideraba como NO NEGOCIABLES. Esta conducta ha provocado, además, la pérdida de muchas batallas como consecuencia de abandonar cuestiones esenciales a la cultura peronista, por ejemplo vaciar el significado de las instituciones del peronismo al no festejar dos fechas claves: el 17 de octubre y el 1 de mayo.Recientemente se vació el significado del DÍA DE LA LEALTAD, siendo reemplazado por “75 octubres”.

Aún así, a pesar de todo, como siempre, nuestro Pueblo salió a la calle a festejar el DÍA DE LA LEALTAD. No solo hace años que un ministro de trabajo no es un trabajador, como siempre fue en el peronismo, sino que tampoco se ha conmemorado la FIESTA DEL TRABAJO.

A pesar que la Ley Nacional 23.452 dispone en su art. primero: “Erigir un monumento en memoria del Tte Gral. Juan Domingo Perón en reconocimiento a su protagonismo trascendente como militar, político y estadista orientado a la afirmación de la soberanía y la independencia de la Nación Argentina, y a la defensa y protección de los intereses de la clase trabajadora”, nunca se cumplió y durante un gobierno gorila se subsano el penoso olvido.

Tampoco hubo tiempo, en esta época de “feminismos”, para emplazar en el Salón de los Bustos el de la primera presidente mujer constitucional de la Argentina y de América, Estela Martínez de Perón, esposa del General, que paradojalmente contrajo matrimonio un 17 de noviembre pero de 1961.Podemos seguir, pero lo anterior sólo pretende poner en evidencia algunas de las derrotas culturales que someten al peronismo.

Creer que el Gral Perón retornó a su Patria por la tarea de los militantes es una ofensa a la gloria y grandeza del Líder. Cuenta la historia que estando el General exiliado en la cañonera paraguaya a pocos días de su derrocamiento un par de militares fueron a llevarle una notificación, encontraron a Perón en la carbonera de la nave cebando mates a los que allí estaban, a la pregunta ¿Qué hace aquí General?, Perón responde “Ya ven… preparando el regreso”.

El regreso de Perón a la Argentina fue producto del Amor de su Pueblo y de su genial conducción; durante 18 años condujo diversos movimientos políticos que le permitieron obtener una victoria como Él quería CON TIEMPO Y SIN SANGRE.

La militancia, bien lo sabemos, no persigue más que el servicio, o así debería hacerlo, la gloria siempre es sólo para la jefatura. Para la verdadera militancia sólo queda la satisfacción del deber cumplido; ese es su pago.

A quien pretenda otra cosa bien le cabe la Séptima Verdad. Ensalzar y glorificar la militancia conduce a concentrar el poder en el nivel medio, en detrimento de la conducción y del Pueblo. De allí a cuestionar el poder de la conducción hay un solo paso, y que es el que con Perón no pudieron dar.Además, podría parece un acto de soberbia creer que solo el peronismo tiene militantes, pero en rigor lo que se esconde, que no se quiere decir, es que se celebra el DÍA DEL MILITANTE PERONISTA.

El reemplazo del EL DÍA DEL REGRESO DE PERÓN A SU PATRIA, por el «día del militante» es bastante reciente y no fue nunca usado, ni querido, por los héroes de la Resistencia Peronista.

Finalmente como si esto fuera poco ahora se nos pretende imponer otra derrota cultural tratando de convencernos para que festejemos el día de “las militancias”.

Unidad Básica Viale