Un adolescente y un joven de Paraná fueron detenidos luego de ser perseguidos por toda la ciudad por la Policía. Se dirigían en un auto que había sido robado y terminaron chocando contra un guardarraíl. Tiene 15 y 22 años. Fueron alojados en la División Minoridad y la alcaidía de Tribunales por «resistencia a la autoridad».

Todo comenzó aproximadamente a las 21.50, cuando un llamado al 911 alertó «que en la Villa Libertador San Martín habrían sustraído un automóvil de marca VW Polo, de color gris, en momentos que su propietaria había bajado a comprar a un kiosco, dejando el rodado con sus llaves colocadas», según se informó al Nueve.

Más tarde, alrededor de las 00.10, un patrullero visualizó el vehículo sustraído en Avenida Circunvalación y Don Bosco. Estaba sin los dominios colocados. Cuando los uniformados se acercaron, los ocupantes del auto se dieron a la fuga donde y se inició una persecución.

SE TIRÓ DEL AUTO

En Avenida Almafuerte y Jiménez de Asúa, «el acompañante se tira del rodado y es inmediatamente aprehendido». Se trató de un joven de 22 años, domiciliado en la ciudad de Diamante.

El vehículo, por su parte, continuó en fuga y, en Ruta 12, antes de su intersección con Newbery, «al intentar realizar una maniobra evasiva, colisionó con el guardarraíl». El conductor era un adolescente, de 15 años, con domicilio en Villa Libertador San Martín.